La rosácea es una dermatosis inflamatoria crónica de la cara que motiva la consulta muy frecuente, a la par del acné. Es más común en las mujeres después de los 40 años pero el inicio cada vez más precoz en adolescentes y chicas jóvenes, es alarmante.

El rubor y los capilares dilatados así como las lesiones inflamatorias que acompañan a los brotes, afligen fundamentalmente por el compromiso estético del rostro, pero también por el calor y ardor que provocan.

Si bien existen factores desencadenantes como el sol y el alcohol entre otros, y a lo largo del tiempo se propusieron diferentes mecanismos patogénicos, nuevos conceptos vinculados al rol del sistema inmune de la piel, así como de sustancias inflamatorias en la piel, han permitido grandes avances en el tratamiento de esta afección.

En este encuentro se hará una puesta al día acerca de aspectos clínicos, etiopatogénicos y terapéuticos de la Rosácea para que desde la Farmacia, los profesionales capacitados puedan brindar en forma responsable consejo e información en relación a las novedades terapeúticas, ofrecer productos para el cuidado de la piel y derivar al paciente cliente al dermatólogo para su estudio y tratamiento.